El estilo inigualable de este árbitro para correr y pitar los partidos le hace merecedor de hacerse famoso. Lo queremos en los partidos de México, ¡sí señor!

Vía: Lapatilla